Si bien el yoga no se trata de ser más flexible, tener una buena comprensión de lo que es la flexibilidad y por qué es importante, puede ayudarlo a llevar su práctica de Yoga al siguiente nivel.

Por supuesto, el Yoga hace mucho más que mantenernos ágiles. Libera tensiones de nuestros cuerpos y mentes, lo que nos permite sumergirnos más profundamente en la meditación. En Yoga, la “flexibilidad” es una actitud que invierte y transforma la mente y el cuerpo.

Pero en términos fisiológicos occidentales, “flexibilidad” es solo la capacidad de mover los músculos y las articulaciones. Es una habilidad con la que nacemos, pero que la mayoría de nosotros perdemos. “Nuestras vidas son restringidas y sedentarias”, explica el Dr. Thomas Green, un quiropráctico en Lincoln, Nebraska, “por lo que nuestros cuerpos se vuelven perezosos, los músculos se atrofian y nuestras articulaciones se asientan en un rango limitado”.

En nuestras vidas primitivas, realizábamos el ejercicio diario que necesitábamos para mantener nuestros cuerpos flexibles y saludables. Pero la vida moderna y sedentaria no es el único culpable de la pérdida de flexibilidad, sino que el paso del tiempo causa que el cuerpo de deshidrate y se vaya endureciendo progresivamente. Para cuando llegas a la edad adulta tus tejidos han perdido alrededor del 15 por ciento de su contenido de humedad, volviéndose menos flexibles y más propensos a sufrir lesiones. Tus fibras musculares han comenzado a adherirse entre sí, desarrollando enlaces cruzados celulares que evitan que las fibras paralelas se muevan de forma independiente. Lentamente, nuestras fibras elásticas se unen con el tejido conectivo colágeno y se vuelven cada vez más inflexibles.

Flexibilidad y músculos

Los músculos son órganos: construidos a partir de diversos tejidos especializados que se integran para realizar una sola función.

La función específica de los músculos, por supuesto, es el movimiento producido por las fibras musculares, haces de células especializadas que cambian de forma al contraerse o relajarse. Los grupos musculares operan en conjunto, alternativamente contrayéndose y estirándose en secuencias precisas y coordinadas para producir diversos movimientos de los que son capaces nuestros cuerpos.

Sin embargo, aunque los músculos son realmente importantes en el movimiento, estós solo representan en 50% de lo que se necesita para mejorar la flexibilidad, de hecho, la mayoría de los fisiólogos del ejercicio creen que aumentar la elasticidad de la fibra muscular saludable no es un factor importante para mejorar la flexibilidad.

¿Qué limita la flexibilidad?

Si tus fibras musculares no limitan tu capacidad de estiramiento, ¿qué hace? Hay dos grandes escuelas de pensamiento científico sobre lo que en realidad limita más la flexibilidad y qué se debe hacer para mejorarla. La primera escuela se enfoca no en estirar la fibra muscular en sí misma sino en aumentar la elasticidad de los tejidos conectivos, las células que unen las fibras musculares, las encapsulan y las conectan con otros órganos; el segundo aborda el “reflejo de estiramiento” y otras funciones del sistema nervioso autónomo (involuntario). El yoga funciona en ambos. Por eso es un método tan efectivo para aumentar la flexibilidad.

A continuación te dejo un rutina de Yoga centrada en centrada en mejorar la flexibilidad.

¡Cuéntame como te sientes luego de realizar esta secuencia!

Exención de Responsabilidad: Por favor, consulta a tu medic@ antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, especialmente si padeces dolencias o enfermedades. Al participar en este programa de yoga, aceptas el hecho de realizar los ejercicios y prácticas bajo tu propia responsabilidad, de manera voluntaria y bajo tu propio riesgo. Por tanto, asumes total responsabilidad en el caso de lesiones. Marina Montiel Iborra queda exenta de cualquier responsabilidad derivada de la práctica. Practica yoga bajo tu propia responsabilidad, nunca fuerces tu cuerpo y respetas sus límites.