Es normal que en nuestro día a día, ya sea por nuestro trabajo, proyectos, tal vez nuestros estudios o nuestra vida personal, lleguemos a sentir tensión o incluso tener pequeños momentos de estrés. 

Debemos  recordar que el estrés no es más que una respuesta fisiológica que nos llama a actuar o accionar frente a las situaciones que estamos viviendo. por ello, es normal que el estrés visite nuestra mente, ahora lo que no debemos permitir es que esta sensación de estrés se aloje en nuestro cuerpo, o se presente de manera crónica, ya que esta energía o vibración que genera el estrés en nuestro cuerpo puede ocasionar tensiones no deseadas, que afectan nuestra salud y nuestras vidas. 

¿Como decirle adiós al estrés?

 

Como te comentaba, el estrés no es más que una respuesta fisiológica que se presenta como reacción al entorno. Lo primero que debes aprender es a identificar que está generando esta respuesta, pregúntate si es realmente un acontecimiento que te pone en peligro, o por el cual debes reaccionar rápidamente; o si por el contrario es algo que solamente te está preocupando. 

 

Una vez aprendas a identificar el origen de tu estrés, tu cerebro lo hará como un acto automático, por lo que la sensación de “crisis” disminuye. 

 

Canaliza tu energía 

 

Si bien es cierto que el aprender a identificar tus emociones te ayuda a dejarlas ir, en algunos momentos puede que inconscientemente sigas generando algo de tensión, Por ello una técnica que puedes realizar es aprender a canalizar toda la energía que te dan estas situaciones. 

El yoga y la meditación son dos actividades claves para la canalización de energía y emociones, ya que el poner la mente en calma y concentrarte en la respiración te dará la oportunidad de orientar tu atención a la conexión interior, brindando más espacio para pensar de manera relajada, y a evitar las reacciones negativas que muchas veces tenemos. 

 

Te dejo una pequeña secuencia de minutos para que canalices tus ejergía conmigo, liberate del estres y vive una vida más relajada y sin tensiones. 

 

Exención de Responsabilidad: Por favor, consulta a tu medic@ antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, especialmente si padeces dolencias o enfermedades. Al participar en este programa de yoga, aceptas el hecho de realizar los ejercicios y prácticas bajo tu propia responsabilidad, de manera voluntaria y bajo tu propio riesgo. Por tanto, asumes total responsabilidad en el caso de lesiones. Marina Montiel Iborra queda exenta de cualquier responsabilidad derivada de la práctica. Practica yoga bajo tu propia responsabilidad, nunca fuerces tu cuerpo y respetas sus límites.