Tener una base sólida con su cuerpo al iniciar tu día, es algo crucial, ya que será de esta manera en la que encontraras armonía y podrás entrar en tu estado de flow, mejorando tu productividad y conección con el mundo.

El yoga es una de las actividades más efectivas para conectar o fortalecer la relación con tu parte física, esta práctica de 4.000 años de edad que combina la mente y el cuerpo, que se ha extendido por todo el mundo. Los estudios demuestran que el yoga puede mejorar tu energía, flexibilidad, fuerza y ​​calidad de vida en general, entre muchos otros beneficios.

Y una de las maneras más efectivas de comenzar un día es incluir el yoga como parte de una rutina matutina.

Por la cantidad de tiempo que puede presionar el botón de despertador de su reloj de alarma, podría terminar un comienzo matutino esencial para su mente y cuerpo.

En el vídeo te dejo una rutina de yoga que puedes utilizar para esos días en los que no tienes demasiado tiempo.

Algunos consejos:

  1. Todas estas asanas pueden ser modificadas. Si se siente demasiado, no fuerces tu cuerpo.
  1. Abraza los bloques y las correas de yoga, especialmente cuando recién estás comenzando. Estos te ahorrarán dolor y sufrimiento.
  1. Si bien este conjunto de asanas se puede hacer fácilmente en 15 minutos, es posible que necesite más tiempo cuando esté comenzando a acostumbrarte a las técnicas adecuadas.
  1. La respiración es un componente crítico del yoga. Asegúrate de respirar a través de todas estas posturas para obtener el máximo beneficio.

¡Entonces empecemos!