El chakra del corazón está asociado con características psicológicas y de comportamiento,como la capacidad de amar, aspiraciones terrenales y espirituales, Trascender la identidad personal y las limitaciones del ego, experiencia de amor incondicional y conexión con todos, discernimiento centrado en el corazón, la apreciación de la belleza en todas las cosas.

El cuarto chakra conecta los chakras inferior y superior. En otras palabras, el chakra del corazón actúa como un centro de integración de los asuntos terrenales y aspiraciones superiores. Lejos de ver estas energías como separadas, la experiencia del corazón las integra sin esfuerzo y en armonía.

El chakra del corazón se trata de conectar y relacionarse. El énfasis aquí está en amar, dar y recibir, y cuán abiertos estamos en las relaciones. El amor es la energía que ayuda a transfigurar emociones y experiencias. Es un elemento esencial en cualquier relación, ya sea con otros o con uno mismo.

El amor experimentado a través del cuarto chakra no se trata solo del romance, sino de ir más allá de las limitaciones del ego y las preocupaciones personales para abrirse más completamente a la compasión y aceptación de todo lo que es, tal como es. Cuando vivimos desde nuestro corazón y nuestro corazón la energía se abre y se equilibra, podemos ver claramente y posicionarnos en cualquier situación, sin importar cuán desafiante sea, con discernimiento y compasión.

El chakra del corazón también es un centro a través del cual experimentamos la belleza en la vida. Ver el mundo a través de un cuarto chakra equilibrado, es estar en un estado de apertura y aceptación que nos pone en contacto con nuestro mundo y con nosotros mismos de manera profunda y satisfactoria.

Señales de que tu cuarto chakra puede estar desequilibrado

El chakra del corazón puede desequilibrarse como resultado de las experiencias de la vida que tienen una fuerte carga emocional, enfermedades físicas o cambios significativos en su entorno. Puede manifestarse como un bloqueo en el flujo de energía o, por el contrario, una tendencia a volverse hiperactivo o tener un exceso de energía.

Ser demasiado defensivo

Sentirse cerrado

Celos; miedo a la intimidad

La codependencia, confiando en la aprobación y atención de otros, tratando de complacer a toda costa

Siempre poniéndose en el papel del salvador o el salvador; O al contrario, caer en victimización.

Aislamiento excesivo, siendo recluso, antisocial.

Guardando rencor, no ser para perdonar.

A nivel físico, puede manifestarse como:

Dolencias respiratorias, como infección pulmonar, bronquitis

Problemas circulatorios y relacionados con el corazón.

Cuando la energía en su cuarto chakra está bloqueada u obstaculizada, puede experimentar lo que a veces se denomina dolor de chakra del corazón.

Ideas simples para equilibrar el chakra del corazón.

Para comenzar, prueba estas prácticas simples:

Trabaja con la respiración para equilibrar tu energía; Obsérvalo, juega con los con ejercicios de respiración.

Participa en actividades que alimentan tu corazón.

Reflexiona sobre las viejas heridas heredadas de las relaciones familiares y  a un acuerdo con ellas con compasión; practica el perdón en lo profundo de tu corazón

Expresa tu gratitud, incluso si está en silencio; puede estar agradecido por la presencia de otras personas en su vida o simplemente por las cosas buenas que hacen su vida más fácil y más feliz

Echa un vistazo al video donde realizamos una secuencias de yoga para abrir y sanar el chakra del corazón.